Cuando alguien decide eliminarse un tatuaje quiere hacerlo lo más rápido posible, ya sea por trabajo, porque no se lo hicieron bien o directamente porque ya no lo puede ni ver.

 

A todos les gustaría tener una varita mágica que se lo quitase en el momento, pero hay que tener en cuenta que la eliminación se hace a través de sesiones de láser, por lo que es un proceso en el cual hay que invertir varios meses para no perjudicar la piel y obtener así un resultado satisfactorio.

 

Por lo tanto, hoy resolvemos la gran incógnita que todo el mundo desea saber al comenzar este proceso… y a mi ¿Cuánto tiempo y sesiones me va a llevar eliminar mi tatuaje?

 

El proceso de eliminación dependerá de una serie de factores:

 

1. El tiempo que dejemos entre sesión y sesión.

2. La localización del tatuaje a eliminar.

3. La cantidad de colores que tenga.

4. La cantidad de tinta que lleve.

5. Si es un Cover-up.

 

1. El resultado de la sesión se puede ver en unos 15 días, pero en los meses siguientes veremos un aclaramiento progresivo del tatuaje, por lo que cuanto más tiempo pase entre sesiones más se eliminara el tatuaje y además habrá una mejor regeneración de la piel. Este margen de tiempo suele ser de 4 a 12 semanas entre sesión y sesión.

 

2. Otro de los factores a tener en cuenta es la localización del tatuaje. Si este se encuentra en zonas cercanas a los ganglios linfáticos como son los hombros, pecho, costillas o cuello necesitará menos sesiones para llegar a eliminar, ya que uno de los medios principales de eliminación es a través del sudor. Por el contrario, las zonas más alejadas a estos, como las muñecas, manos, tobillos y pies necesitarán más sesiones.

 

3. La cantidad de colores que lleve tu tatuaje también influye, llevará más tiempo eliminar un tatuaje a color que uno completamente negro. Esto se debe a que el color negro es más fácil de eliminar porque el tamaño de las partículas de tinta es menor, mientras que el tamaño de las partículas de un tatuaje a color es mucho mayor. Concretamente, los colores más difíciles de eliminar son el verde, azul turquesa, amarillo y naranja, pudiendo no llegar a eliminarse del todo.

 

4.La cantidad de tinta que lleve tu tatuaje es otro de los factores. Los tatuajes realizados por gente inexperta suelen llevar menos tinta y menos densidad, por lo que se eliminarán más fácilmente (suelen necesitar entre 3 y 6 sesiones). Al contrario, los realizados por profesionales, llevan más tinta y situada a mayor profundidad, por lo que son más complejos de eliminar (suelen necesitar entre 6 y 15 sesiones).

 

5. Para finalizar, los denominados Cover-up (hacer un tatuaje encima de otro para tapar este) sin haber hecho láser previamente, es una mala idea ya que hay una doble capa de tinta para eliminar por lo que prolongara el proceso.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y tu experiencia de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

Close