En los últimos años los tatuajes han ido emergiendo desde el pozo profundo y oscuro en el que se encontraban, para ir, poco a poco ganando una importancia y una visibilidad que no habían tenido hasta ahora.

Hoy en día, ir tatuado ya no es un estigma, ni una marca despreciable de un pasado turbulento, porque famosos y celebridades de distintas clases han sido fotografiados luciéndolos, y más aún, porque están orgullosos de sus tatuajes, hemos llegado a un punto en el que el tatuaje es casi una moda, un estilo de vida y una manera más, de ajustar tu look a lo que sientes que va contigo.
Esto es bueno, para nosotros como tatuadores, y también como personas, ya que podemos expresar libremente lo que queramos a través de nuestros tatuajes sin miedo a ser discriminados, aunque todavía queda un largo camino que recorrer, aunque todavía en algunos puestos de trabajo es mal visto sin motivo alguno, en unos años dejaran de tener esos absurdos prejuicios.

Absurdos prejuicios

Vamos a lo que nos ocupa, hace ya algún tiempo que notamos en el estudio que vienen personas muy confundidas,
otras vienen decididas a tatuarse…. pero sin saber que tatuarse, otras saben que tatuarse pero no saben porque se lo tatúan. Resumiendo, veo gente que viene a tatuarse, a veces, por el simple hecho de que se quieren tatuar, porque si, por el hecho de tener un tatuaje, obviamente a mí no me lo dicen así, pero interpreto en sus palabras eso, muchas veces porque cambian fácilmente de una idea a otra.
Con esto no quiero decir que no puedan hacerlo… están en todo su derecho!!!, pero lo que me deja dándole vueltas al asunto, es que esto les genera un nivel bastante alto de ansiedad.
Desde que los tatuajes ya no están tan estigmatizados, hemos visto pasar por televisión innumerables shows, programas, concursos y un sinfín de formatos dedicados a este mundo, y gracias (o por desgracia) a esto, tenemos un montón de gente que piensa que tatuarse el nombre y la fecha de su hijo es algo obligatorio, o tatuarse el reloj de bolsillo de su abuelo es algo que tienen que hacer… para dar un sentido a su tatuaje, para excusarlo de alguna manera, como que, si no se tatuaran eso, no podrían dar un sentido a lo que se han tatuado.
Y es aquí donde no estoy de acuerdo…
TATUARSE ES UN PROCESO ESTÉTICO,
Además de un proceso de concienciación sobre algo, de recordar, enaltecer o conmemorar algo… pero también es algo estético!!!!!!
No nos olvidemos nunca de esto.

Me tatúo esto porque me gusta y punto

Si no sabes que tatuarte pero tienes unas ganas locas de tatuarte, porque te apetece, porque quieres ir a la moda, porque tus amigos lo han hecho, porque has perdido una apuesta, porque SI, porque te quieres rebelar, porque quieres superar un miedo, o un reto, porque te da la gana! deja de buscarle un sentido “aceptado”, quitémonos ese miedo de decir “ me tatuó esto porque me gusta y punto”, tu tatuaje no va a ser peor visto, ni mejor.
Si te apetece tatuarte algo porque te encantaron sus colores, la forma que tiene o porque crees que va a resaltar parte de tu anatomía, hazlo, no le busques un sentido, busca algo bonito, que te agrade a la vista, que sea puramente estético.
No va a pasar nada, tu tatuaje no va a tener menos valía. Es como el que decide someterse a una operación de aumento de pecho, no lo hace por su abuelo que falleció recientemente, y nadie lo critica por eso (con todo el respeto a los que se tatúan en conmemoración de alguien, que también están en todo su derecho de hacerlo). Por eso, si algo te gusta, háztelo, no esperes la aprobación de nadie, si tienes ganas de tatuarte y no sabes qué, no estés noches de insomnio pensando en el motivo por el cual tatuarte, tatuarte es el motivo, muchas veces, otras veces es un dibujo que llamo tu atención, para algunos es el nombre de su banda, o el nombre de su cantante favorito, a veces solo necesitas tatuarte algo que represente de manera gráfica un concepto que sientes que te simboliza, o simplemente te apetece tener tatuado algo gracioso.

Tatúate lo que quieras, cuando quieras, donde quieras

Mi mensaje quiere decir, tatúate, lo que quieras, cuando quieras, donde quieras… y sobre todo… SIN MIEDO Y SIN EXCUSAS.
No necesitas reforzar el sentido de tu tatuaje dándole una carga emocional. Puede tenerla, por su puesto, pero no es obligatorio. Todos los días te levantas y eliges el color de tu ropa, y no lo hacer por y para nadie, así como tu peinado, tu perfume, tus zapatos o el estilo de la decoración de tu casa.

Todo vale, todo es aceptable, y el tatuaje simple y llanamente es estético.

En tu cuerpo y en tus tatuajes, las normas y los límites los pones TÚ.

Si quieres tatuarte pero no sabes que, pregúntanos, sin miedo, te ayudaremos a encontrar cosas bonitas que te van a encantar, te lo aseguro.

Diana Vampire

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y tu experiencia de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

Close